06/06/2024

Desazón en el INTI de Madryn: «Tenemos 30 días para acogernos al retiro voluntario»

Miguel Lupiano, trabajador del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) en Puerto Madryn habló sobre el cierre de la oficina y lamentó que los colegas del ente tengan que padecer «una situación tan estresante».

Ante la inminencia de cerca de mil despidos y tras el anuncio del cierre de sedes provinciales, trabajadores del INTI se manifestaron ayer en Constituyentes y General Paz y fueron reprimidos por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, que usó gases y palos para desalojar el corte de calle.

«Hace rato venimos con una situación muy estresante para todos los trabajadores. Si bien lo comunicamos oficialmente la semana pasada, ya veníamos teniendo a cuentagotas información de las autoridades desde hace al menos un mes. Es una incertidumbre que va calando en la psiquis de cada uno de nosotros y nuestras familias», explicó.

Lupiano comparó la situación actual con la vivida hace seis años: «En 2018 hubo un total de 268 despidos, durante la presidencia de Mauricio Macri. Me acuerdo de que nos lo anunciaron un viernes y nos tuvieron durante dos semanas quiénes éramos los despedidos. En este caso es distinto. Anunciaron primero el cierre de las unidades de extensión«.

«El INTI tiene una sede muy grande en Buenos Aires, cerca de Tecnópolis. Allí el instituto cumple su función de ayudar a las pymes a mejorar su productividad. Para eso, tiene más de 70 centros específicos dedicados a distintos rubros: lácteos, explosivos, caucho, lana, química, lo que se les ocurra«, detalló.

En diálogo con AzM Radio, Lupiano recordó que «cuando inició el plan de federalización de la institución se empezaron a abrir subsedes en las provincias. Por la extensión de nuestro país, una sede en cada una tampoco alcanzaba. En Chubut hay una sede en Trelew y una en Comodoro donde se calibran manómetros y alcoholímetros, por ejemplo».

«En Madryn hay una unidad de extensión, que es una oficina sin infraestructura como la de las sedes, que cuentan con laboratorios. A quienes trabajamos allí nos ofrecieron dos caminos: trasladarnos a la sede más cercana por cuenta propia, o acogernos al retiro voluntario«, explicó.

Es por eso que ahora los trabajadores tienen 30 días «para decidir si nos acogemos al retiro voluntario o nos trasladamos. En Patagonia se cierran ocho sedes. Santa Cruz y Tierra del Fuego dejarían de tener sedes del INTI. Es un impacto importante para la institución».